Home / Competición / GP de Malasia: dura prueba para los neumáticos

GP de Malasia: dura prueba para los neumáticos

P Zero GP Malasia

Los Pirelli P Zero tendrán en el GP de Malasia una dura prueba de resistencia y eficacia.

El GP de Malasia, que se celebrará este fin de semana en el circuito de Sepang,  es uno de los más exigentes para los neumáticos. Después de Melbourne, la F1 llega a un circuito que es conocido por su asfalto abrasivo y condiciones climáticas cambiantes, que van desde el calor intenso hasta los fuertes aguaceros. Pirelli, proveedor oficial para la F1, ha escogido para Malasia el P Zero naranja duro y el P Zero blanco medio. El P Zero naranja tiene un compuesto duro, adecuado para las condiciones extremas de un circuito como el de Sepang, donde la velocidad media es de más e 210 km/h en la calificación, y tiene varias curvas de máxima velocidad. En este tipo de circuitos los equipos escogen una alta carga aerodinámica para sus coches, por lo que los neumáticos tienen que hacer frente a cargas laterales elevadas y también a fuerzas hacia debajo equivalentes a 830 kilos. Esto genera una alta degradación mecánica y térmica que mira de compensarse con compuestos más duros y resistentes.

Circuito Sepang

El Circuito de Sepang en uno de los más exigentes para los neumáticos debido a sus condiciones meteorológicas cambiantes.

Para Paul Hembery, responsable de Pirelli Motorsport, “Malasia presenta un gran contraste con Australia. Pasamos del asfalto liso en Melbourne a una superficie altamente abrasiva, y de las condiciones relativamente frías de Albert Park a temperaturas ambientales y en pista muy elevadas. Por supuesto, ésto forma parte del  reto para los nuevos coches y para los pilotos, y no debemos olvidar que, en general, todavía estamos en un momento muy temprano de la curva de aprendizaje”.

El expiloto Jean Alesi, embajador de Pirelli, asegura que “el mayor enemigo de los neumáticos en Malasia es la degradación térmica. Y el otro elemento que siempre asocio con Malasia es la lluvia incesante. La evolución de los neumáticos de lluvia desde que yo pilotaba ha sido increíble: no creo que nadie hubiera podido prever la tasa de dispersión de agua que podemos lograr ahora. El verdadero problema en Sepang es el agua en superficie: los neumáticos no son el factor limitante, sino que cuando te encuentras con grandes cantidades de agua, el coche ‘surfea’ a ​​lo largo de su fondo plano, lo que significa que no tiene control en absoluto. La visibilidad es también muy difícil para los pilotos de atrás.”

Más resistencia al aquaplanning

En los neumáticos de lluvia que se utilizarán en Sepang se ha rediseñado el dibujo de la banda de rodadura para mejorar la resistencia al aquaplanning, y su compuesto se ha ajustado para cubrir un rango más amplio de condiciones. El neumático de lluvia de este año puede evacuar, según Pirelli, hasta 65 litros de agua por segundo a 300 km/h, cinco litros más que el año pasado.

Se espera que la lluvia vuelva a afectar a la estrategia de los equipos en Malasia, como el año pasado, cuando los cinco primeros equipos tuvieron que parar hasta cinco veces para cambiar neumáticos. Sebastian Vettel ganó el año pasado con una estrategia de neumáticos intermedios-medios-duro-duro-medio.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*